Febrero 2015 Noticias

elmundo.es
DEFENSA 25/02/2015

Todos los efectivos del contingente están en la base

La Bandera española vuelve a Irak

La bandera española ondea en la base de Besmayah.La bandera española ondea en la base de Besmayah. Ministerio de Defensa
  • Unos 200 militares de la Legión entrenan a una brigada del Ejército de Irak

  • Tras el izado se entonaron ‘El novio de la muerte’ y el himno de la Legión

La bandera de España ya está ondeando en la base iraquí de Besmaya, donde unos 200 militares de la Legión entrenan desde finales de enero a una brigada del Ejército de ese país en el marco de la coalición internacional creada para frenar el avance del grupo terrorista Estado Islámico.

La bandera española fue izada el pasado domingo junto a la enseña de Irak ante la presencia de todo el contingente español, a excepción del imprescindible personal de seguridad que se quedó vigilando la base, junto a militares iraquíes y estadounidenses con los que comparten instalaciones.

Según informa el Estado Mayor de la Defensa, con este acto de izado de bandera se pretendía materializar la constitución del contingente español, con todos sus efectivos ya reunidos en Besmayah, ya que han ido llegando progresivamente a Irak en las últimas semanas.

Al frente de la formación estuvo el jefe del contingente español en Irak, el coronel Julio Salom. Con los guiones y banderines al frente de sus unidades y tras presentar armas, al compás del himno nacional, se fue izando la bandera hasta llegar al extremo superior del mástil, momento en el que fue fijada. Tras el izado se entonaron El novio de la muerte y el himno de la Legión.

Sólo unas horas después, la base de Besmayah recibió la visita sorpresa del segundo jefe de la coalición internacional, el general británico Robert Bruce, para interesarse por las condiciones en las que vive el personal español y el trabajo que realizan para adiestrar al Ejército iraquí.

Durante una hora y en compañía de los jefes del contingente español, el general Bruce recorrió las instalaciones, la mayoría de ellas aún en obras de acondicionamiento, haciendo paradas más largas en lo que será el futuro comedor y la cocina y también en una nave dormitorio que ya está siendo utilizada.

Antes de este recorrido, el número dos de la coalición fue conducido a la azotea del edificio de mando, donde recibió las indicaciones oportunas, tanto del recinto en el que se hallan las instalaciones de los soldados españoles como de los terrenos e infraestructuras de las proximidades.

El general Bruce también quiso pasar por el centro de mando español, donde durante una media hora departió con los diferentes jefes de área, interesándose especialmente en los temas de comunicaciones, informática e inteligencia.

El segundo jefe de la coalición finalizó su visita prometiendo al contingente español que regresará dentro de cuatro semanas para poder comprobar personalmente los progresos que se van alcanzando en el entrenamiento de la brigada iraquí.

La Legión intensifica el adiestramiento del ejército iraquí

Legionarios en labores de instrucción a militares iraquíes en la base de Besmayah.   Legionarios en labores de instrucción a militares iraquíes en la base de Besmayah.    Legionarios en labores de instrucción a militares iraquíes en la base de Besmayah.

   Legionarios en labores de instrucción a militares iraquíes en la base de Besmayah.

Los soldados españoles se vuelcan en enseñar a los militares iraquíes para mejorar su nivel de formación al acabar el periodo de instrucción

 Tan sólo se acaban de cumplir dos semanas desde que los primeros legionarios llegaran a la base iraquí de adiestramiento militar de Besmayah. Lejos de preocuparse por ellos mismos e intentar mejorar sus condiciones de vida lo antes posible, los legionarios españoles han decidido intensificar el adiestramiento de los soldados iraquíes, para mejorar su nivel de formación al acabar el periodo de instrucción.

Sabedores de que es cuestión de tiempo, que los soldados iraquíes que están ahora mismo instruyendo partan hacia el norte de Iraq, para entrar en combate con los terroristas yihadistas del Daesh, los soldados españoles han decidido subirse a ellos mismos ese nivel de exigencia que les permita, en el mismo tiempo de instrucción previsto, aumentar las capacidades y la formación de unos militares iraquíes que han respondido a la exigencia con mayor aplicación y con la motivación de saber que esa intensificación en el adiestramiento, llegado el caso, les puede salvar la vida.

En el poco tiempo que llevan trabajando juntos, los legionarios españoles se han ganado la confianza y la admiración de los iraquíes. Cuando termine su periodo de instrucción, al que apenas le faltan unas semanas, los actuales reclutas iraquíes sabrán un poco más sobre técnicas de combate, desactivación de explosivos o conducción de vehículos especiales. Antes de eso aún les quedan unas dos o tres semanas de ir y venir, con rapidez y disciplina, por el campo de adiestramiento de los instructores españoles, los mismos que, sabedores de su obligación y de la responsabilidad que sobre ellos ha depositado España, no escatiman esfuerzos y asumen los sacrificios que sean necesarios para cumplir con la misión que se les ha encomendado. Los soldados iraquíes lo saben y por eso han respondido.

Un ejército corrupto y lleno de desertores: lo que se ha encontrado la Legión al llegar a Irak

Los Tercios de Almería se enfrentarán al reto de instruir a unas tropas en descomposición y plagadas de ‘soldados fantasmas’

El objetivo de su misión es, básicamente, la instrucción de una brigada del Ejército iraquí para hacerla operativa y convertirla en fuerza de choque contra el avance del Estado Islámico en el país. Una tarea que se antoja complicada.

 

Estados Unidos ya instruye a militares iraquíes desde hace meses.
Estados Unidos ya instruye a militares iraquíes desde hace meses.

La Legión española ya trabaja en Irak. Según ha sabido El Confidencial Digital, su labor de adiestramiento de las tropas iraquíes ya ha comenzado, y “no sin problemas” aseguran.

Sin embargo, según fuentes militares consultadas por ECD, lo que allí se han encontrado dista mucho de la imagen que se tiene en occidente del nuevo ejército iraquí, formado y equipado por Estados Unidos en la última década tras la caída del régimen de Saddam Hussein.

“Se trata de unas Fuerzas Armadas con índices altísimos de corrupción, militares que no van a trabajar porque le pagan parte de su sueldo a su superior para que haga la vista gorda –fenómeno denominado “soldados fantasma”-,vehículos blindados –la mayoría de procedencia estadounidense- que misteriosamente han desaparecido o han sido vendidos a milicias próximas al gobierno de Bagdad…” explican fuentes militares españoles que han conocido de primera mano la situación actual de las fuerzas iraquíes.

Además, el clima de violencia generalizada en que vive el país, así como las tensiones políticas derivadas de la guerra contra el Estado Islámico y el propio miedo a las ‘cacerías’ de uniformados que llevan a cabo estas milicias, han disparado el número de deserciones entre sus filas. “Muchos han desaparecido de los cuarteles llevándose consigo material, y sobre todo el dinero invertido en su formación” aseguran estas voces.

Las lecciones de Afganistán

Los 300 militares que formarán parte de la nueva misión en Irak –además de los 200 legionarios hay un centenar más de militares españoles- serán los encargados de formar a una división de nuevos reclutas. Lo harán en los campos de entrenamiento situados en Bagdad y Besmaya –al sur de la capital iraquí-, donde ya operan fuerzas estadounidenses.

La tarea no se antoja fácil, ya que como admiten, deberán realizarla “acontrarreloj”. “Estados Unidos gradúa a una brigada completa en seis meses” aseguran. El objetivo es que sean operativos este mismo año.

Según explican, lo que España tiene que enseñar a los nuevos militares iraquíes son básicamente “todas las lecciones aprendidas durante años de misión en Afganistán, cómo mantuvimos a raya a los talibán y a los grupos que operaban en suelo afgano”.

Allí compartirán con los iraquíes sus conocimientos sobre tácticas de combate, lucha de guerrillas, uso básico de armamento pesado, o conducción de los nuevos vehículos antiminas –similares a los RG-31 españoles- que el Gobierno de Obamaestá enviando a  centenares –otra vez- a Irak.

Además, se les instruirá en cómo deben contrarrestar el peligro de los IED, los artefactos explosivos improvisados que tantas desgracias han supuesto para las fuerzas españolas que patrullaron Afganistán durante una década.

‘Boinas verdes’ para entrenar ‘divisiones doradas’

Por otra parte, la misión de la OTAN también incluye la formación de las llamadas ‘divisiones doradas’, como se denomina a las Fuerzas de Operaciones Especiales Iraquíes.

De ello estarán encargados 30 ‘boinas verdes’ del Ejército español –pertenecientes al Mando de Operaciones Especiales con sede en Rabasa (Alicante)- que viajaron a Irak el pasado mes de enero.

Su cometido inicial era preparar el terreno para la llegada del resto del contingente, pero en los próximos meses asumirán tareas de formación para los grupos de élite iraquíes.

Se trata de unidades preparadas para entrar en combate en misiones específicas, y que Bagdad ha utilizado en los últimos meses en operaciones para eliminar a líderes del Estado Islámico.

 

c_i_almeria

Segunda salida de legionarios de la operación ‘Misión Irak’

Abrazos, lagrimas y sonrisas inundaron el aeropuerto en la despedida que completa el contingente que ya trabaja en Besmayad.Ocho días después de la primera salida de legionarios con destino a Irak las instalaciones aeroportuarias volvieron a ser escenario de cientos de abrazos, besos, sonrisas y lágrimas en la despedida de la segunda rotación que completa el contingente BCP-I Besmayad de la Misión Irak que tiene como objetivo fundamental el adiestramiento de las Fuerzas Armadas iraquíes para luchar contra el avance del yihadismo. Como entonces, el general Juan Jesús Martín Cabrero, jefe de la Brigada de La Legión ‘Rey Alfonso XIII’ transmitió a todos la confianza de que todos regresarán con la satisfacción del deber cumplido, “aunque hay que permanecer alerta y con los ojos muy abiertos”. También manifestó que en las distintas ocasiones que ha hablado con el coronel Julio Salom, jefe del contingente, éste la ha transmitido tranquilidad y confianza, que Martín Cabrero trasladó a los familiares.

Un centenar de legionarios salió ayer del aeropuerto de Almería para completar el contingente del Ejército Español desplegado en Irak durante seis meses.

En esta ocasión han sido 90 legionarios y una decena de hombres y mujeres de diversas Unidades de las Fuerzas Armadas a las órdenes del teniente coronel Bartolmé quienes viajaron a Irak. El tcol. Ferrera, jefe del Tercio Alejandro Farnesio, 4º de La Legión, expresaba el deseo de partir que todos tenían desde que lo hiciera la primera rotación y la frustración de cuantos como él no podían hacerlo ahora. Igualmente, el tcol. Cepeda, jefe de la VIII Bandera del Tercio 3º, destacó la extraordinaria preparación y cohesión alcanzadas durante el tiempo que han compartido todos los miembros del contingente en la fase de instrucción.

c_i_almeria

Parten a Irak los primeros legionarios que instruirán a sus Fuerzas Armadas

Un avión de la Fuerza Aérea Española trasladó a la primera rotación con más de 100 militares tras haberse negado Air Europa por razones de seguridad La misión pretende contribuir a frenar el avance del yihadismo
                         

Legionarios e ingenieros se dirigen al avión que les trasladaría a Irak.

 “Os ordeno que cumpláis con la misión encomendada y que todos me deis novedades al regreso de haberlo hecho”. Si la disciplina es para un militar el pilar del cumplimiento de las órdenes, en este caso el mandato del general Juan Jesús Martín Cabrero, jefe de la Brigada de La Legión ‘Rey Alfonso XIII’ se unió al deseo de todos los familiares que en la mañana de ayer despidieron en el aeropuerto de la capital a los miembros del contingente BPC-I Besmayah que partieron a Irak. 

Tras un largo periodo de instrucción y adiestramiento para participar en la misión internacional ‘Apoyo Irak’, cuantos formaban parte de la primera rotación y sus familiares han vivido unos días especialmente tensos desde que fuera suspendida la salida del contingente prevista para el pasado miércoles tras negarse la compañía Air Europa, fletada por el Ministerio de Defensa, por razones de seguridad. No era fácil asumir este encargo tras haber sido alcanzado el 27 de enero un avión de Dubai por disparos de arma ligera cuando iba a aterrizar en el aeropuerto de Bagdad, situación que empeoró el día 30 con el lanzamiento de tres cohetes que alcanzaron una pista del aeropuerto y un avión, sin causar víctimas.

El general Martín Cabrero transmitió el deseo de que todos regresen sanos y con la satisfacción del deber cumplido. “Formáis una única y sólida Agrupación que nos representará a todos nosotros, a La Legión, a nuestras Fuerzas Armadas y a España en este difícil escenario asiático. Vuestra misión es la de colaborar en el adiestramiento de las Fuerzas Armadas iraquíes, pero no podéis olvidar que vuestra seguridad y la de vuestros compañeros es nuestra principal preocupación en zona de operaciones. Como os dije hace unos días, permaneced alerta y abrid bien los ojos”.

La de ayer fue una mañana de sonrisas y lágrimas. Sonrisas a veces forzadas por los hombres y mujeres que marcharon con la satisfacción y el orgullo de representar a España en una misión internacional, y las lágrimas de muchos familiares que esperan que el tiempo pase rápido para volver a abrazar a sus seres queridos. “La Legión es la encargada de abrir otra nueva misión, manifestó el general en el momento de la salida. Ser los primeros no es tarea fácil, pero para ello contamos con nuestra experiencia y con los compañeros del Mando de Ingenieros que siempre nos acompañan y nos apoyan en su callada y fundamental tarea de preparación de las instalaciones y facilitarnos la vida en zona de operaciones. Sé que cumpliréis fielmente con el Credo Legionario y con la ayuda de nuestro protector, el Cristo de la Buena Muerte, estoy seguro de que desarrollaréis con éxito vuestra tarea para mayor prestigio de nuestra Unidad y de nuestras Fuerzas Armadas de España en el mundo”.

logo-sur

MISIÓN EN EL EXTERIOR

 Un contigente de La Legión parte hacia Irak desde Almería

La primera rotación del contingente compuesto por 80 militares de la La Legión que participarán en la operación ‘Apoyo Irak’ cuyo objetivo consistirá en instruir y adiestrar a miembros del ejército iraquí y contribuir en su lucha para frenar el avance del yihadismo partirá este sábado desde el Aeropuerto de El Alquián en Almería.

Así lo ha confirmado Defensa en una nota en la que apunta que los problemas logísticos que obligaron a posponer el vuelo que estaba previsto para el pasado 4 de febrero “se han solventado”, con lo que está previsto que esta primera rotación se desplace a la zona de operaciones en un vuelo programado con salida a las 12,00 horas.

El General Jefe de la Brigada de La Legión, Juan Jesús Martín Cabrero, presidirá el acto de despedida del contingente BPC-I ‘Besmayah’ integrado en su mayor parte por miembros de la Brigada de La Legión ‘Rey Alfonso XIII’.

La Brigada de La Legión despidió el pasado 30 de enero en parada militar a los cerca de 200 legionarios que integran el contingente y que pertenecen a los Tercios ‘Alejandro Farnesio’ 4º de La Legión y al ‘Don Juan de Austria’ 3º de La Legión; Grupo de Artillería de Campaña, Grupo Logístico y Bandera de Zapadores.

La Legión abre nuevamente misión internacional y lo hace al mando del coronel Julio Salom Herrera, actual jefe del 4º Tercio. Una representación de las unidades de la Brileg de guarnición en la plaza de Almería formaron para despedir a sus compañeros.

Air Europa suspende el vuelo que debía llevar a la Legion a Irak

Alega razones de seguridad por el ataque a un avión de Dubai cuando aterrizaba en Bagdad

 

El envío de los primeros 120 legionarios a Irak, previsto para este miércoles, se ha retrasado hasta el fin de semana debido a que la compañía Air Europa, fletada por Defensa, se negó a aterrizar en Bagdad por razones de seguridad, según adelantó la Cadena SER.

Un avión de Dubai resultó alcanzado el pasado día 27 por disparos de arma ligera a unos 600 metros de altitud cuando se disponía a aterrizar en el aeropuerto de Bagdad. Aunque no se produjeron daños personales, hasta siete compañías aéreas cancelaron sus vuelos con la capital iraquí, pero la mayoría de ellas ya los han reanudado.

El vuelo de Air Europa debía trasladar al grueso de los 200 legionarios cuya misión es formar a una brigada del Ejército iraquí en la base de Besmayah, a unos 10 kilómetros al sureste de Bagdad. Defensa estudia ahora realizar el traslado en un avión del Ejército del Aire.

Desde el pasado 22 de enero ya están en Irak unos 35 militares españoles que forman la avanzadilla del equipo de instrucción de operaciones especiales, que operará un centro multinacional junto al aeropuerto de Bagdad, así como los oficiales de enlace en los cuarteles generales. En total, España se ha comprometido a enviar a Irak un contingente de 300 instructores, cuya misión será formar al Ejército iraquí para que sea capaz de enfrentarse a las milicias del autodenominado Estado islámico, que ocupa amplias zonas del país y de la vecina Siria. La misión en Irak fue aprobada por el Congreso el pasado 22 de octubre, pero su puesta en marcha ha tropezado con numerosos obstáculos burocráticos.

Comments are closed.