Ejercicios Tácticos (Islas)

DEL AAIÚN A PUERTO ROSARIO: FUERTEVENTURA 1976-1995

EJERCICIOS TÁCTICOS

Durante los veinte años que el Tercio permaneció en Fuerteventura, fueron innumerables los ejercicios tácticos que las Banderas, junto al Grupo Ligero de Caballería (hasta su traslado a Ronda en 1985) llevaron a cabo, la mayoría de ellos en la propia isla y algunos en otras islas del Archipiélago.

Independientemente de las salidas tipo Alfa que efectuaban las Compañías, durante el año se realizaban normalmente dos maniobras tipo Beta-Gamma. La primera, en los meses de marzo-junio y consistía en unos ejercicios de guerrillas y contraguerrillas. La segunda se efectuaba en los meses de octubre-noviembre y se trataba en unos ejercicios tácticos de tipo convencional. Es de destacar que tanto en una como en otra, era asidua la colaboración de otras unidades ubicadas en el Canarias, tales como unidades de la Armada y del Mando Aéreo de Canarias, Regimientos de Infantería Canarias nº 50 y Tenerife 49, Grupo de Artillería de Campaña nº 94, Batallón Mixto de Ingenieros XVI, Cía de Operaciones Especiales nº 112 y Batallón de Helicópteros de Maniobra VI.

Eran muy diversos los nombres con los que se bautizaban estos ejercicios tácticos, unas veces atendiendo a la zona donde se desarrollaban, otras en honor a algún personaje histórico del lugar y en otras, por qué no decirlo, a la inventiva o ingenio del jefe de operaciones de turno. Así nos encontramos con nombres tan diversos como: Cohesión, Sargo, Tres islas, Neptuno, Carnaval, Delfín, Ayoze, Estancos, Oliva, Acuario, Jandía, Planaria, Maxorata, Janey, Malpais, Pájara.

A continuación vamos a ver cómo en los inicios de la estancia del Tercio en Fuerteventura, para no perder la forma de la elevada operatividad lograda en el Sahara, la construcción del acuartelamiento, campamentos y campos de tiro se hacía compatible con marchas de endurecimiento y numerosos ejercicios tácticos. Hasta se constituyó un Grupo Táctico Verde que estuvo a punto de actuar en Africa para rescatar a residentes españoles, ó la guarnición de la Isla de Lobos con motivo del nacimiento de un movimiento insurgente que deseaba la independencia de Canarias. Luego viajaremos al resto de las Islas con ocasión de maniobras realizadas fuera de Fuerteventura y veremos como se adiestraban las Compañías en sus salidas Alfa. Continuaré exponiendo, a modo de ejemplo, un resumen de un ejercicio convencional, el Planaria 84 y otro de guerrillas y contraguerrillas, el Pájara 89. Por último, el diario operaciónes de una Bandera (la VIII) y un cuadro esquemático de todos (ó mejor una mayoría) de los ejercicios tácticos realizados cerraran este apartado.

Marchas de endurecimiento y maniobras

Para no dejar tiempo a la nostalgia, a la vez que se construía el cuartel, el Tercio, bien por Banderas o por Compañías, comenzó una actividad incesante, impulsada en todo momento por su Coronel Pallás. Así, un mes después de llegar a la isla, ya estaba todo el Tercio tomando parte en unas maniobras de guerrillas y contraguerrillas que se desarrollaron en las montañas de Betancuria. A continuación se iniciaron una serie de marchas de endurecimiento de unos 100 kms en cuatro días en las que las unidades se apoyaban en los campamentos de Valenzuela, Reyes Católicos o Colón, aunque lo de apoyarse es sólo un decir ya que los campamentos, según lo expuesto, eran exclusivamente unas zonas acondicionadas y marcadas con piedras encaladas a la usanza legionaria.

También se participó en las grandes maniobras que anualmente se realizaban en la Isla de Fuerteventura, en las que el Tercer Tercio, con su Coronel al frente, encuadraba casi siempre al bando enemigo ofreciendo ocasiones propicias para las infiltraciones nocturnas, golpes de mano y emboscadas montadas por los legionarios. Este fue el caso del Ejercicio Hespérides (4-14 de septiembre de 1976), Jaque (22-28 de septiembre 1977), Alisios (20 – 29 de febrero 1978), Ariete 79, Delfín 80, Ayoze 81 (20 al 27 de octubre de 1971), Estancos (14 a 24 de noviembre de 1982), Jandía (21 a 31 de octubre de 1983 en la Península de Jandía), Planaria (24 a 30 de octubre de 1984, en la parte central de la isla).

El Grupo Táctico “Verde”

Aunque la misión del Tercio era la de guarnecer con su presencia la Isla de Fuerteventura, constituyendo la línea avanzada de aquella remota parte del territorio nacional, se contó con la unidad para algunos planes, que aunque afortunadamente nunca llegaron a ponerse en práctica, señal de que el riesgo se eliminó por otros medios, si supusieron el planeamiento de la operación y la alerta de sus hombres en dichas ocasiones. Sirva como ejemplo, la organización del Grupo Táctico Verde. Corría los años 80 y el Presidente de un país africano, dio un golpe de timón endureciendo su política y poniendo en un cierto riesgo los intereses y personas españolas que allí residían. Se ordenó la constitución con urgencia de un Grupo Táctico reducido para embarcar en un transporte de la Armada y desempeñar una misión específica que nunca llegó a materializarse.

Se preparó la unidad, denominada Grupo Táctico Verde en un plazo de tres días, al mando del Cte. de Infantería Don Carlos Rubio Castillo. Estaba formado por dos Compañías de fusiles y una Plana Mayor. Cada una de las Banderas seleccionó el personal para una Compañía. Toda la tropa era voluntaria. Se repartieron las dotaciones, y todo estuvo dispuesto en plazo de tiempo récord. Cada mañana, los seleccionados se levantaban con el ansia de ver atracado en el muelle el buque de la Armada que habría de llevarlos a aquella lejana tierra. Finalmente, al cabo de dos semanas, en una formación de Sábado Legionario en la que el GT Verde formó como unidad separada de las Banderas, se desintegró volviendo el personal y medios a sus unidades de origen.

Operación “Begonia”: en la isla de Lobos

También se le daba por esta época mucha importancia a los ejercicios tácticos de guerrillas y contraguerrillas. En ellos se simulaba con alguna Sección o Compañía unas partidas que se infiltraban en la isla, buscaban el apoyo de la población y cometían pequeños sabotajes y atentados con objeto de llamar la atención internacional. Así se fueron desarrollando año tras año los ejercicios Bonot (1-5 de marzo de 1977), Benecharo (26-31 de marzo de 1978), Irifi (19 a 26 de mayo de 1978), Salmón (12 –16 de marzo de 1979) Carnaval 80, Jandía 81, Betancuria 82, Acuario 83 (del 7 al 12 de febrero de 1983, en la zona de la Pared), etc.

No olvidemos que en estos años que siguieron a la transición, hubo un movimiento insurgente, con ciertos apoyos o eco en la organización de la Unidad Africana (OUA) que propugnaba la desmembración del archipiélago Canario del territorio nacional motivo por el que este tipo de ejercicios venía como anillo al dedo. Esto llevó a las autoridades militares a organizar la Operación Begonia, por la que se guarnecían primero con carácter permanente, y luego discrecional, las llamadas islas menores e islotes del archipiélago. Al Tercer Tercio se le asignó la vigilancia y guarnición de la Isla de Lobos, un islote de unos 9 kms cuadrados de extensión situado en pleno estrecho de la Bocaina entre las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

La isla, llamada así porque en tiempos no muy remotos estaba poblada por fócidos del tipo lobo de mar, no tenía por aquel entonces más habitante que Antoñito el farero que activaba el faro situado al norte de la isla, algún turista esporádico y una enorme comunidad de roedores que estimulaban el ingenio cazador de los legionarios. Los destacamentos, al mando de un Teniente, solían tener una duración de 15 días que se dedicaban al patrullaje, la instrucción y prácticas de supervivencia. Con el tiempo el riesgo de ocupación de las islas se fue disipando y el destacamento terminó por suprimirse.

De maniobras por las Islas Canarias

También se participó con otras unidades de la Capitanía General de Canarias en ejercicios y maniobras en el resto de las islas. Así, en abril de 1978, la VIII Bandera embarcó en los buques de la Armada Aragón y Castilla y marchó a la Isla de Tenerife para tomar parte en los ejercicios Canarias 78 que se desarrollaron al sur de la isla en torno a la Montaña del Centinela. Lo mismo ocurrió con la Operación Vulcano, en la isla de Lanzarote del 10 al 14 de septiembre de 1978.

Otros ejercicios tipo llevados a cabo fueron los Dirsicom (Dirección y Simulación del Combate). Se trataba de ejercicios de Puestos de Mando o con fuerzas en los que se simulaba la presencia de enemigo mediante señales convencionales (vehículos, banderolas etc.). Al mismo tiempo se establecía, paralela a la cadena de mando, otra de arbitraje constituida por los árbitros que permanecían en la dirección del ejercicio valorando el enfrentamiento entre unidades. También estaban los árbitros de incidencias que marchaban junto al jefe de las unidades actuantes para transmitir a los árbitros de estas vicisitudes de los encuentros y posteriormente informar a los jefes de unidad el resultado de los mismos en términos de % de bajas, neutralizaciones, éxito o fracaso en la acción etc. De esta manera se participó en los ejercicios Dirsicom Sur 80, en la isla de Tenerife del 13 al 18 de octubre de 1979, Dirsicom 81, actuando tropa en la isla de Las Palmas del 11 al 16 de mayo de 1981, Dirsicom-Mando 82, también en la isla de Gran Canaria del 16 al 23 de abril de 1982, etc.

El adiestramiento de las Compañías

A todos estos ejercicios habría que sumar los realizados a nivel Bandera o Grupo de Caballería, normalmente en el campo de maniobras del Vigocho, para aprovechar sus posibilidades de tiro, y los múltiples ejercicios Alfa de Compañía o Escuadrón. Para estos últimos había una enorme autonomía, de forma que los Capitanes podían elegir la zona, obteniendo los correspondientes permisos de los propietarios, y las actividades a realizar. Esto permitía un amplio abanico de posibilidades puesto que en época estival, se solían escoger zonas de costa para permitir el baño de la tropa, y en época invernal, zonas más abrigadas. En todo caso eran oportunidades magníficamente explotadas para convivir con la población civil, darse a conocer mutuamente, y a la postre, fueron ocasión de no pocos matrimonios.

La variada y peculiar orografía de la isla, su clima (que permitía el que no fuera necesario montar tiendas de campaña), sus relativamente escasas limitaciones para el movimiento de unidades y las grandes posibilidades del campo de tiro de Pájara, hacían de Fuerteventura un lugar donde una Cía podía instruirse con un grado de libertad y eficacia difícil de superar. En concreto, a modo de ejemplo, durante las dos últimas salidas Alfas que efectuó la 2ª Cía en Fuerteventura antes de su traslado al Almería, se ejecutaron actividades tan diversas como tiro con armas individuales y colectivas, ejercicios tácticos con fuego real, marchas topográficas, patrullas de combate, golpes de mano y emboscadas, prácticas en agua.

También se colaboraba, en otro orden de cosas, con la población civil. Este es el caso del programa de restauración de monumentos, puesto en marcha por el Coronel González del Hierro en contacto con el Cabildo Insular o el jalonamiento de numerosas pistas y caminos. Se llegó incluso a construir un campo para el tiro de la aviación de combate en el Istmo de la Pared, desplazándose a tal efecto un equipo de la Zona Aérea de Canarias, compuesto por un Capitán piloto, un ingeniero aeronáutico y un auxiliar, que del 16 al 21 de noviembre de 1977, con la colaboración de la 6ª Cía erigieron el campo.

Otros aspectos a los que se le daba extraordinaria importancia, a pesar de la carestía de medios, era la instrucción nocturna y el combate en población. Estas actividades eran impulsadas por los Oficiales y Suboficiales que realizaban el Curso de Operaciones Especiales en Jaca, vulgarmente conocidos en la Legión y paracas como matapollos. Para el combate en población se disponía de un inmejorable polígono constituido por una urbanización, cuya constructora se había declarado en quiebra, y que estaba situada en “Los Llanos del Sol” en la zona próxima al Parador de Turismo. Se trataba de tres hileras de casa de dos pisos que discurrían a lo largo de dos calles y rindió grandes beneficios al adiestramiento de las unidades.

Menudearon por otra parte las Patrullas de Oficial, y en particular los reconocimientos orientados a establecer los catálogos de cuevas, refugios etc. Mención especial merece la denominada Operación Ariete que a lo largo de 1978, completó el reconocimiento de todas las costas de la isla para determinar zonas accesibles, penetraciones hacia el interior, observatorios y otros datos de utilidad

En enero de 1983, y como consecuencia del programa de colaboración hispano guineana en materia de defensa, se incorporaron al Tercio un grupo de significados Oficiales guineanos para completar, de forma práctica, el programa que habían desarrollado en su país. La expedición estaba encabezada por el Vicepresidente de la República, Teodoro N´Ba N´Guema, y de ella formaban parte un Capitán y 9 Tenientes, entre ellos Pedro Esono Masié, Enrique Elá Asumu, todos pertenecientes al entorno del Presidente Macías.

En 1988, la IG 9/88 convertía a las Banderas VII y VIII en ligeras, idóneas para el asalto aéreo, el empleo del helicóptero como medio normal de desplazamiento.

“Planaria 84”: un ejemplo de ejercicio “convencional”

Según dije anteriormente, cuando el Tercio estaba en Fuerteventura solían realizarse al año dos ejercicios tácticos tipo Beta-Gamma, uno por semestre, dedicado uno de ellos a guerrillas y contraguerrillas y otro a la guerra convencional. Pues bien, respecto a esto último según el tipo de ejercicio intervenían los otros infantes del resto de las islas, esto es, el Batallón de Lanzarote y el Regimiento Canarias 50 de las Palmas o el Tenerife 49 de Sta. Cruz, además de unidades de Helicópteros, Artillería, Zapadores, Transmisiones y Logística. Por supuesto que el Mando Aéreo de Canarias y las unidades de la Armada también eran habituales colaboradoras del D. Juan de Austria.

Ejercicios convencionales lo fueron, entre otros, el Sargo-79, Delfín-80, Ayoze-81, Oliva-82, Estancos-82, Jandia-83, Planaria-84, Maxorata-85, toda la serie de ejercicios Fuerteventura 86, 87,88, 89, 90, … , Malpais 94, etc. A modo de ejemplo y para recordar como defendía la Isla nuestro Tercio, veamos uno de ellos, el Planaria 84.

En los días comprendidos entre el 24 y 30 del mes de octubre de 1984, se desarrolló en la Isla de Fuerteventura, un ejercicio de doble ación, en el que participaron unidades de las guarniciones de Las Palmas, Lanzarote y Fuerteventura. El supuesto contemplaba un desembarco del bando rojo compuesto por tres Grupos Tácticos (GT,s) de Infantería, un Grupo de Artillería, una Compañía de Operaciones Especiales (COE), un Grupo Logístico, Zapadores y Transmisiones. Dicho bando tenía como misión, desembarcar en la zona de Corralejo e iniciar un ataque para ocupar Fuerteventura.

El bando azul, al mando del Coronel Jefe del Tercio 3, disponía de los medios orgánicos (VII, VIII Banderas y el Grupo Ligero de Caballería) y llevaba agregados, una Sección de Zapadores y algunos elementos de Transmisiones. Tenía como misión defender la Isla y destruir o expulsar de ella al enemigo. El día 24, esto es el día D-1, el Coronel del Tercio, Jefe de la Agrupación Táctica (AGT) Muda, (bando azul), lanzó su primera orden de operaciones, en la que informó que tras una intensa acción aeronaval, que había inmovilizado a la guarnición de Puerto Rosario, fuerzas del bando enemigo habían desembarcado en la zona de Corralejo. Dicho desembarco se había producido a las 0600 horas y el enemigo había conseguido situar en esa zona dos Batallones de Infantería Motorizadas y una Cía. Mecanizada, unidades que se estaban moviendo en dirección a Puerto Rosario, mientras continuaba el desembarco de efectivos, sin poder precisar su identidad.

También se habían detectado la presencia de elementos de operaciones especiales en la Isla que, al parecer, se habían infiltrado con anterioridad al desembarco. La superioridad aero-naval correspondía al bando contrincante, sin que, por el momento, estuvieran previstas acciónes aéreas propias. Se considera probable que el enemigo intentase forzar la línea de Vallebrón, mediante dos acciones. Una principal, por la costa, y otra secundaria, complementaria de la anterior que, amenazando por el oeste la zona de Puerto Rosario, le permitiese ocuparlo y facilitase la rápida llegada de refuerzos que acelerasen la conquista de la Isla. Se estimaba como más peligroso que combinase con las acciones anteriores desembarcos simultáneos en la zona de Playa Blanca-Aeropuertos, envolviendo por retaguardia nuestra posición.

Clarificada la situación, el Jefe de la AGT Muda ordenó la constitución de los Grupos Tácticos (GT,s) Santiago (GLC), Valenzuela (VII Bra), Colón (VIII Bra) dando como misiones: A Santiago: avanzar en dirección al enemigo, para establecer una Línea de Reconocimiento y Seguridad, mantener el contacto con el enemigo y retardar su avance. Y a Valenzuela y Colón: establecer posiciones defensivas para cerrar la penetración enemiga en los ejes principal y secundario en los que se estimase un movimiento en dirección a Puerto Rosario. Además se constituyó el Subgrupo Táctico Matorral para proteger los aeropuertos y la zona de Playa Blanca de posibles desembarcos enemigos.

Una vez cursadas las órdenes se procedió a su ejecución. Santiago montó la Línea de Reconocimiento y Seguridad y procedió a efectuar la clásica maniobra de Caballería retardando al enemigo, mientras Colón y Valenzuela organizaron sus posiciones defensivas. En el día D se produjeron combates de encuentro entre el bando enemigo que presionaba y los núcleos sutiles que el Grupo Táctico Santiago tenía a vanguardia de las posiciones de Tercio. Los mencionados encuentros fueron favorables en su totalidad al bando azul. El enemigo se empleó a fondo aprovechando su superioridad de fuegos, tanto artillero como de aviación, intentando machacar las posiciones legionarias, pero las Banderas estaban bien pegadas al terreno y sus posiciones perfectamente camufladas, por lo que el enemigo utilizó su munición en concentraciones artilleras y de morteros de 120 con poca efectividad.

Ya al atardecer y ante la creciente presión enemiga, Santiago se retiró por los itinerarios previstos a retaguardia de nuestras posiciones y tras repostar pasa a constituir la reserva de la AGT Muda. El día D+1 el mando del bando Azul estimó que el enemigo había tomado contacto con nuestras posiciones defensivas, por lo que ordenó la ocupación de la L-1 con la finalidad de que el probable ataque enemigo cayese en vacío. Santiago pasó a vanguardia de nuestras posiciones para proteger el repliegue, manteniendo el contacto con el enemigo, obligándole a desplegar y emplearse en ataques que retrasasen su avance y lo desgastase. El día D+2 el enemigo atacó las nuevas posiciones defensivas de Colón y Valenzuela con escaso éxito, sobre todo considerando su superioridad.

A las 21,40 horas el mando ordenó a Santiago se situase nuevamente a vanguardia para proteger el desembarco de unidades de refuerzo, que se esperaba se produjese en las próximas doce horas teniendo en cuenta que la superioridad aeronaval enemiga había sido neutralizada. El día D+3 transcurrió mientras el bando adversario intentaba localizar las posiciones defensivas del Tercio. El día D+4 la AGT Muda reforzada por un Batallón de Infantería, la II BLEG (desgraciadamente sólo en papeles) y un Grupo de Artillería pasó a la ofensiva.

Se inició el día con un violento ataque de la aviación propia sobre las posiciones enemigas, perfectamente definidas por el Servicio de Información y por la observación y reconocimiento de las unidades, mientras el fuego de artillería contribuía a ablandarlas. A continuación las dos Banderas se lanzaron al ataque y a una velocidad de vértigo llegaron al asalto, penetraron y desbordaron el dispositivo enemigo. Por las brechas se lanzó Santiago para realizar la explotación del éxito. El enemigo había sido derrotado.

Finalizaron estos ejercicios con un desfile de las fuerzas participantes presidido por el Capitán General de Canarias, en la avenida marítima de Puerto del Rosario, presenciado por gran cantidad de personal civil que aplaudieron a las unidades, especialmente a las de la Legión, no en vano jugaban en casa.

“Pájara-89”: guerrillas y contraguerrillas

Del mismo modo que acabamos de ver un modelo de ejercicio convencional, le ha llegado el turno a los ejercicios de guerrillas y contraguerrillas llevados a cabo también al menos una vez al año. Se trataba de la otra forma de defender las islas ante la actuación de partidas infiltradas. La doble acción, más real debido a que se llegaba al contacto físico, unos defendiendo objetivos y otros atacándolos, con captura de prisioneros incluida, motivaba mucho aquello de ganar la guerra, no digamos ya sí el enemigo eran pistolos (en el buen sentido de la palabra) ó los boinas verdes de la COE 81 ó 82 (antes 111 y 112 de Sta. Cruz y de Las Palmas), pues entonces la emoción de capturar a un guerrillero aumentaba.

Por el contrario podía ocurrir que algunos pasaran los días dándose verdaderas palizas rastrilleando el terreno y realizando cercos sin ver ninguna huella del enemigo. Los helicópteros del Batallón de maniobra de Canarias también jugaban un papel muy importante en este tipo de lucha, siendo un martirio para la guerrilla y una gozada para la contra. Cuando no actuaba de enemigo la COE era una Sección ó una Compañía de una de las Banderas la que se convertía en guerrillera. Entre otros muchos ejercicios de este tipo lo fueron el Cohesión 78, Tres Islas, Neptuno 79, Carnard 80, Jandia 81, Betancuria 82, Acuario 83, Guerrillas y Contraguerrillas 84, 85, 86, 87, Janey 88, Pájara 89, Tindaya 90, El Guirre 92,… Veamos, a modo de ejemplo, uno de estos ejercicios, el Pájara 89.

El marco geográfico escogido para la ejecución de las maniobras se situaba en la parte septentrional de la isla abarcando el término municipal de Betancuria y parte del de Pájara, terreno muy apto para este tipo de ejercicios de guerrillas y contraguerrillas, por lo abrupto de su configuración, proporcionando la posibilidad a la guerrilla de actuar en un medio propicio y obligando a la contraguerrilla a superar ese gran inconveniente que es una topografía adversa y, en ambos casos, facilitando la consecución de unos ejercicios con unas características similares a un caso real.

El jefe de la VII Bandera contó, para la organización operativa de la contraguerrilla, con las cuatro Compañías de la Valenzuela, el curso de Cabos 2/89 y una unidad del Batallón de Helicópteros de Canarias compuesta por dos helicópteros de ataque BO-105 y dos helicópteros medios UH-1H. En cuanto a la guerrilla, su composición fue de una Sección de la COE nº 82 de las Palmas y una Sección de la VIII Bra.

Como siempre un gran espíritu de trabajo en equipo animó a los pilotos de helicópteros, que pusieron una gran ilusión en esta colaboración con el Tercio, empapándose de la forma de trabajar de los legionarios y enseñando a estos a aprovechar mejor sus medios y a superar esos vuelos tácticos que ponen el corazón en un puño. El curso de Cabos al mando del Teniente C.L. Don Pedro Ruiz y compuesto por legionarios de todo el Tercio, dio esa nota de ilusión y entrega propia del alumno cuando le sacan del aula, y le llevan al campo donde puede aplicar todas las enseñanzas recibidas. Por su parte el personal de la COE supo realizar todas las acciones que les encomendaron con una gran profesionalidad siendo muy útil su colaboración para actuar de enemigo de la Legión en este tipo de ejercicios, dada su especialización en lucha de guerrillas.

En cuanto a la ejecución material de las maniobras, se realizaron todas las misiones tipo de esta forma de lucha, incluyendo: protección de puntos sensibles, nomadeo, patrullas de reconocimiento, información y combate, protección de itinerarios, batidas y cercos, emboscadas e instalación de observatorios. Según el Jefe de la Bandera se alcanzaron sobradamente los objetivos propuestos que eran: perfeccionar el grado de instrucción y el conocimiento de la Isla, comprobar el funcionamiento y rendimiento de las transmisiones, conocer las posibilidades reales de control de la zona originada en una situación de guerra irregular como la planteada y valorar la información en un ejercicio de estas características.

Diario de una Bandera

A pesar de mí oposición inicial a que este historial del D. Juan de Austria fuese una monótona, y en ocasiones indigerible, transcripción de los diarios de operaciónes de las unidades, no me he podido resistir a la tentación de resumir el diario de una de las Banderas, la Colón, pues nos puede dar una idea de cómo trabajaban y se movían tanto ésta como el resto de unidades del Tercio en la época de Fuerteventura. Hecha esta advertencia, los lectores que a pesar de ello se atrevan que sigan, el resto, sencillamente pasad página.

“En junio de 1977 la VIII Bandera al completo de sus efectivos, tomó parte en las maniobras generales tituladas Operación Magec-77. En enero de 1978 la Bandera realizó ejercicios de cuadros de Mando en la zona de Corralejo. En abril de 1978, la 8 Cía., mandada por el Capitán Legionario D. Antonio Cruz Martínez, rindió honores de ordenanza en el aeropuerto al Excmo. Sr. Presidente del Gobierno. Posteriormente la Bandera formó, con las demás unidades del Tercio, en el patio de armas, siendo revisada por el Presidente del Gobierno, D. Adolfo Suárez González. En mayo la VIII embarcó en los transportes de la Armada Castilla y Aragón, rumbo a la isla de Tenerife para participar en la Operación Canarias-78. En mayo de 1979 actuó en el ejercicio conjunto denominado Operación Sargo-79 desarrollado en la zona sureste de la isla y en noviembre participó en la Operación Tres Islas-79 en la zona de La Malilla.

En marzo de 1980 realizó un tema táctico con fuego real en la zona de Vigocho, presenciado por el Excmo. Sr. General Subinspector de la Legión D. Tomás Pallás Sierra y por los componentes del 2º Curso de Información Militar para periodistas. En mayo se trasladó al Barranco de los Molinos, zona de acción de la unidad, en los ejercicios tácticos denominados Violeta-80. Durante estas maniobras hubo que lamentar el doloroso incidente ocurrido a las 21:00 horas del día 19, en el que el Sargento Castro Pereira, de la 8 Cía, disparó una ráfaga de subfusil al Teniente de la misma unidad D. José Fernández Fernández, causándole la muerte en el acto. En este mismo mes, la Bandera tomó parte en la Operación Estrella, efectuada en la zona norte de la isla. En junio de 1981 se desarrolló, por parte de los cuadros de Mando de la unidad, la Operación Mandos-81 en la isla de Tenerife, y en octubre la VIII Bandera participó en la Operación Ayoze-81, integrada en la Brigada Tindaya.

En mayo en 1982 la VIII Bandera estuvo presente en la Operación Oliva-1 y en noviembre participó en los ejercicios de Agrupación Táctica denominados Estancos-82. En abril de 1983, los cuadros de mando se trasladaron a la isla de Gran Canaria, para realizar un Dirsicom. En marzo de 1984 el Jefe de la VIII Bandera, junto con mandos de la misma y componentes de su Plana Mayor, iniciaron los Dirsicom-84. En abril de 1985 tuvieron lugar los Dirsicom Cuadros-85 y en octubre se desarrolló el ejercicio táctico Apoyos de Fuego-85, en la zona norte de Puerto del Rosario.

En febrero de 1986 los mandos de la Bandera realizaron el ejercicio de puestos de mando Logística-86. En abril el Dirsicom-86 y en octubre el ejercicio tipo Gamma Fuerteventura-86. En marzo de 1987 tomó parte en unas Guerrillas y Contraguerrillas, en la zona centro de la isla. Al regreso de dichos ejercicios, el día 30, se produjo un accidente de tráfico en la Caldereta, falleciendo a causa del mismo el Sargento de la 7 Cía D. Luis Angulo Henche, recibiendo sepultura en el Panteón de la Legión del cementerio de Puerto del Rosario. En abril realizó los ejercicios de cuadro de mando Dirsicom-87.

En septiembre de 1988, con motivo de las competiciones deportivas celebradas en el Tercio en el LXVIII Aniversario de la Fundación de la Legión, la clasificación obtenida por la VIII Bandera fue la vencedora absoluta, pasando a propiedad de la misma el Trofeo Don Juan de Austria. En noviembre tuvo lugar el ejercicio táctico Fuerteventura-88, y un año más tarde el Fuerteventura-89. El 5 de diciembre una ráfaga de fusil en el destacamento de Pájara alcanzó al Cabo1º Juan Craviño Sintra, causándole la muerte.

En marzo de 1990, la Bandera adoptó la organización de Bandera Ligera de acuerdo con los módulos de plantilla OA-027 del Estado Mayor del Ejército. En consecuencia, se creó nuevamente la 10 Cía, como Compañía de Apoyo. En ella se incluyeron las Secciones de Reconocimiento, Morteros, Defensa Contracarros y Defensa Antiaérea. En mayo el Jefe de la VIII Bandera junto con su Plana Mayor se desplazó la isla de Gran Canaria, para participar en el ejercicio de cuadros de mando Apoyos de Fuego y Logistica-90, en la zona de Los Corralillos y en noviembre Fuerteventura-90, en la zona de Barranco de Gerepe. En ese mismo mes la VIII se trasladó al campo de tiro de Pájara, para realizar un ejercicio tipo Beta-Evaluacion. El día 27, y durante la evaluación de la 8 Cía, se produjo un accidente cuando hacía fuego el Pelotón de Morteros Medios, quedando corta una de las granadas, que impactó en el seno del despliegue del Pelotón del Cabo1º José Muñoz García, a quien causó la muerte.

En abril de 1991 la VIII Bandera fue inspeccionada en instrucción por el Exmo. Sr. D. Ramón Porgueres Hernández, Teniente General Jefe del Estado Mayor del Ejercito (JEME), durante su visita al Tercio. En junio la Plana Mayor de la Bandera se trasladó a Arrecife (Lanzarote) para realizar los ejercicios de Puesto de Mando Apoyos de Fuego y Logistica-91. En noviembre tuvo lugar el ejercicio tipo Gamma denominado Fuerteventura-91 y en diciembre la VIII se trasladó al campo de tiro de Pájara, para desarrollar un ejercicio tipo Beta – Evaluación. En estas maniobras y durante la realización por parte de la 7 Cía de ejercicios de tiro con granadas de mano R-41, se produjo un accidente que ocasionó heridas graves al Teniente D. Santos Capelo Pérez, al que hubo de serle amputado el brazo derecho. En mayo de 1992 tuvieron lugar los Ejercicios de Puesto de Mando Lanzarote-92, desarrollados en dicha isla y en noviembre la VIII participó en el ejercicio tipo Gamma denominado Fuerteventura-92.

El día 1 de mayo de 1993 se incorporó el personal de la Compañía Austria (7 Cía), de la AGT Málaga, tras finalizar su misión de ayuda humanitaria en Bosnia-Herzegovina. En ese mismo mes la VIII Bandera se trasladó a la zona sur de la isla al objeto de participar en los ejercicios tipo Gamma denominados Canarias-93. En octubre se incorporaron a la Bandera los componentes de la AGT Canarias tras finalizar su misión de ayuda humanitaria y de interposición de la paz en tierras de Bosnia-Herzegovina. Fueron recibidos en el aeropuerto de Fuerteventura con un acto en el que destacó la presencia de Autoridades de la Comunidad Autónoma y de la Zona Militar de Canarias. En noviembre el Jefe de la VIII Bandera y su Plana Mayor se trasladaron a la plaza de Arrecife (Lanzarote) para participar en los ejercicios Centauro-93.

En mayo de 1994 se desarrolló un Gamma denominado Malpais-94 y en noviembre de 1994 la Bandera formó en el patio de armas para despedir los restos mortales de los siete fallecidos de VII Bandera y del Batallón de Helicópteros de Maniobra 6 como consecuencia del accidente ocurrido durante el ejercicio Cuchillo-94. Fue el día 16 de noviembre de 1994, sobre las 10:30 horas de la mañana cuando se recibió la triste noticia de que un helicóptero de las FAMET, participante en los ejercicios Beta Guerrillas que realizaba la VII Bandera, se había estrellado, al parecer al chocar contra un cable de alta tensión en la zona denominada Barranco de la Herradura. Una vez se fueron sacando los cadáveres del helicóptero se identificaron los mismos, resultando ser la Plana de la 1ª Compañía, que iba a reconocer su zona de responsabilidad en el ejercicio, junto con la tripulación del helicóptero. El personal fallecido en el accidente fueron los siguientes: Capitán D. Jorge Castillo Wandosell, Jefe de la 1ª Cía, Sargento D. Santiago Palacios Paez, Auxiliar de la 1ª Cía, Cabo C.L. D. José Angel Gómez Crespo, oficinista de la Cía, C.L. D. Angel Carlos Guisado Burgos, operador de radio teléfono de la 1ª Cía, Capitán D. Carlos Rocha y Castilla, piloto del helicóptero, Sargento 1º E.B.S. D. Ramos Menchón Pellicer, copiloto del helicóptero, Sargento Esp. D. José María Plaza Martin-Albo, mecánico del helicóptero.

En diciembre de 1994 el Jefe de la VIII Bandera y su Plana Mayor se trasladaron a la zona de los Corralillos, en Gran Canaria, para realizar el ejercicio de Puestos de Mando Canarias-94. El día 14 de diciembre en 1994 la Bandera se trasladó a la zona de Rosa la Monja, con objeto de participar en el ejercido táctico tipo Gamma“.

Ejercicios Tácticos en la época de Fuerteventura

AÑO MES DENOMINACIÓN UNIDADES ZONA OBSERVACIONES

1976 mar Semidan – 76 Tercio 3º

jun Eceros 76 Tercio 3º

sep Espérides –76 Tercio 3º Archipiélago Canario Conjuntas

1977 mar Bonot – 77 VII, VIII y la Armada Las Palmas Ifagua

jun Magec – 77 Tercio 3º

jun Congecavar GLC Santa Cruz de Tenerife

sep Jaque –77 Tercio 3º

1978 feb Alisios –78 Tercio 3º

mar Benecharo – 78 VIII Pájara Beta

may Irifi-78 VII y VIII Pájara Beta-Guerrilla

may Irifi VII y 6ª Cía

jun Canarias –78 Cía PLMM ,VIII y GLC Subsector sur

jul Ariete GLC y VII Subsector norte

sep Vulcano PLMM, Cía PLMM y VII

dic Muda –78 Tercio 3º

1979 mar Salmón –79 Tercio 3º

may Sargo –79 Tercio 3º Betancuria-Pájara-Jaudía Combate ofensivo

oct Cuadros –79 Tercio 3º Gran Canaria

oct Centinela –79 Tercio 3º Tenerife

nov Tres islas –79 GT´s Santiago y Colón

nov Neptuno I GT Valenzuela

nov Cuadros –79 Tercio 3º Las Palmas

1980 feb Carnaval-80 VII-VIII y GL C. Corralejo-Tarajal-Jandía Guerrilla

may Violeta-80 VIII Pájara Ejerc. Táct. Beta

oct Delfín –80 Tercio 3º Gran Tarajal

1981 feb Jandía –81 Tercio 3º Guerrillas

may Estrella –81 Tercio 3º

oct Ayoze –81 Tercio 3º BRIMT Tindaya-

1982 feb Betancuria –82 I Tercio 3º Betancuria Pájara

may Oliva –I y II VII y VIII

nov Estancos –82 Tercio 3º AGT

1983 feb Acuario – 83 Tercio Pájara – Tuineje Guerrillas

abr Cuadros – 83 Tercio Las Palmas Disircom

oct Jandía – 83 Tercio, U,s MACAN Betancuria-Pájara E. Beta

1984 feb Fuerteventura – 84 Tercio Betancuria-Pájara Guerrilla/ Contragu.

nov Plenaria –84 Tercio 3º AGT Muda

1985 mar Fuerteventura – 85 Tercio Corralejo/Tarajal/Jandía Guerrilla

may Maxorata-85 Tercio/U,s Canarias Fuerteventura Conv. Doble acción

1986 mar VII Betancuria Guerrillas

mar Guerrilla.6 VIII (6ª Cía.) La Antigua Guerrillas.

oct VII y VIII Llanolaguna/Rosa Ocalia Ejercicio Beta

oct Fuerteventura –86 Tercio 3º Fuerteventura Cuadr. de Mando

1987 mar Fuerteventura – 87 VII y GACA 94 Tuineje – Gran Tarajal Ejercicio Beta

mar VIII La Oliva Guerrillas

abr Dirsicom –87 Tercio 3º (C. de mando)

oct Guerrillas – 87 VII,COE 103 y BHELMA Fuerteventura Guerrilla/ Contragu.

oct Apoy. de fuego-87 Tercio 3º (C. de mando)

oct VII y VIII Ejerc. Beta guerrill.

nov Fuerteventura – 87 Tercio, GACA 94, COE Fuerteventura Ejerc. Beta

nov Tercio 3º Ejerc. Gamma

1988 abr Dirsicom –88 Cuadros de mando

abr Herbania –88 VII/ J. Tropas de Tenerife

may VII,COE 103 y BHELMA Fuerteventura Ejerc. Beta guerrill.

jun Janey-88 VIII Macizo de Betancuria Ejerc. Beta guerrill.

nov Fuerteventura – 88 Tercio, y U,s MACAN Fuerteventura Ejerc. Conjt. Gamma

1989 mar VIII y Artillería CTYM De Pájara Ejerc. Beta GT

Jun VII./ C.O.E. 82/BHELMA Betancuria Beta guerrillas

jul Pájara – 89 Tercio/COE 82/ BHELMA Betancuria – Pájara Guerrilla/ Contragu.

oct Canarex –89 VIII Archipiélago Canario Ejerc. Conjuntos

nov Fuerteventura –89 VII, VIII, U´s J. de tropas

1990 jun Tindaya-90 VII y VIII Corralejo Guerrilla/ Contragu.

nov Fuerteventura-90 Tercio, COE.82, GACA94 Pájara – Tuineje Ejerc. Gamma

1991 Abr Dragon/Hammer 91 PLMM Tercio Isla de Cerdeña, Italia Ej. Táct. Conjuntos

may Antigua-91 VIII, Secc. 3ª / VII Pájara Guerrilla/ Contragu.

nov Fuerteventura-91 Tercio Pájara Ejerc. Gamma

1992 feb El Guirre-92 Tercio y Armada Corralejo – Pájara Guerrilla/ Contragu.

may Lanzarote-92 Mandos Tercio, VII y VIII Fuerteventura Cuadr. de mando

nov Fuerteventura – 92 VIII Pájara – Betancuria Ejerc. Gamma

1993 may Canarias – 93 VIII Fuerteventura Ejerc. Gamma

nov Centauro – 93 Arrecife – Lanzarote Ejerc. Táctico

1994 may Malpais-94 Tercio Pájara – Gran Tarajal Ejerc. Gamma

jun S / GT Águila VIII y BHELMA VI Betancuria Op. Aeromóv.

nov Cuchillo – 94 VII y BHELMA VI Corralejo – Pájara Guerrilla/ Contragu.

dic Canarias – 94 VIII Corralillos/ Gran Canaria P. de Mando

1995 may VIII Tablero de Gambuesa GT en ataque

ago VIII C. Majarro/presa molin. I. continuada

 

Comments are closed.