La Bandera “Franco”

LA 3 CÍA Y IX BRA EN EL CONFLICTO DE IFNI-SAHARA, 1956-1958

LA BANDERA “FRANCO”

Los orígenes

La IX Bandera recordemos que se creó a primeros de diciembre de 1936, pocos meses después de estallar la guerra civil, en Talavera de la Reina a las órdenes del Comandante D. José Niño González, que murió al frente de su unidad durante el bautismo de fuego de la Bandera, el 3 de enero de 1937, en el avance sobre Majadahonda. Aunque durante este conflicto desde el punto de vista operativo ésta y el resto de Banderas estaban encuadradas en Columnas y Divisiones, que nada tenían que ver con la Legión, administrativamente pertenecía al 2º Tercio. En su Guión llevaba una Laureada con la palabra Franco y una leyenda en letras de azur que nos recuerda su destacada actuación en esta guerra: Badajoz, Toledo, Ciudad Universitaria, 5 de agosto 1936, Campaña del Norte, Teruel, Ebro, Cataluña, Brunete, y el emblema de la Legión en los ángulos exteriores.

Esta Bandera al crearse estaba formada por las Compañías 33 (luego 11 Cía), al mando del Capitán José Peñarredonda Fernández, la 34 (12 Cía), con el Capitán Felix Paredes Camino, la 35 (13 Cía), cuyo primer jefe fue el Teniente Ramón Luque Chamorro, y la 36 (15 Cía) de ametralladoras, con el Capitán Eduardo Capablanca Moreno. Si poco duró desgraciadamente su primer Comandante también lo fue el mandato del 2º Jefe, el Capitán Peñarredonda (luego ascendido a Comandante) que entregó el mando al Comandante Capablanca Moreno, quien a su vez al poco tiempo fue relevado por el Cte. D. Julio de la Torre Galán con el que la Bandera finalizó la campaña.

Al acabarse la guerra la IX Bandera pasó a Dar Riffien y de allí se incorporó a Larache el 1º de enero de 1940 integrándose en el 3er Tercio donde prestó los servicios propios de una unidad en guarnición, desplazándose a los diferentes destacamentos de los alrededores de Larache (T´Zenin, Aumara, Arcila, etc.). Su distintivo de pecho o galleta era de color rojo con dos bastos cruzados de color blanco y negro.

La IX Bandera, de las tres que constituían el D. Juan de Austria le tocó siempre salir del Krimda para misiones especiales o para cambiar de Tercio, coincidiendo que en dos ocasiones se transformó en una Bandera del Alejandro Farnesio, en mayo de 1952 y en octubre de 1958, según veremos. Lo primero ocurrió con ocasión de la creación de la XII Bandera del 4º y esto último con motivo de ser la Bandera expedicionaria que el 3º mandó al Africa Occidental durante el conflicto de Ifni – Sahara. Finalmente con la evacuación del Sahara de nuevo a la IX le correspondió efectuar un tercer cambio del Tercio, marchando a Ceuta para convertirse en la VI Bandera del Duque de Alba.

La Franco en la época de Larache la mandaron el Cte. Carrós hasta 1945 que le sustituyó el Cte. Navas y a éste en 1947 el Cte. D. Manuel Fernández Pose, hasta la formación del 4º Tercio en 1952. Luego fue su Jefe el Cte. D. Manuel Patiño Montes hasta su ascenso a Tcol en 1956 o 57 siendo sustituido por el Comandante D. Pascual Herrera Solís que al frente de la misma se incorporó en enero de 1958 al Sahara. Fueron Capitanes de la IX Bandera Timón Lara (33 Cía), Vázquez Fernández (34 Cía), Pérez Pons (34 Cía hasta 1945), Urquía de la Iglesia (34 Cía desde 1945), Cuchet Falceto (36 Cía hasta 1945), Rivera González (36 Cía desde 1945), D. Abraham Holgado Murillo, Pelaez Nuñez, D. Nicomedes Bajo Martín (11 Cía), Pardiñas, D. Antonio Parejo Ríos, D. José de Francisco Asensio (15 Cía), Salgado (12 Cía), Ayudante de la IX lo fue el Tte. Román Páez Jerónimo García Fernández (15 Cía), Carlos Brunete, Mariano Cañas, Fernando Fernández, Fidel Año, García Calvo, Arturo Armada, Ramón Mille, Alfonso García, Angel Gutiérrez, Pérez Franco, Perlona, Lopera, Lago, Adán.

El 1er cambio de Tercio: de IX (3º) a XII (4º)

Al fundarse originariamente el 4º Tercio en 1950 en Villasanjurjo (Marruecos), lo hizo teniendo como base una Bandera de los Tercios 1º, 2º y 3º. Del Tercero fue la IX Bandera, la más moderna de las que lo constituían, que en aquel momento la mandaba el Comandante D. Manuel Fernández Pose quien al cubrirse los mandos en el 4º Tercio continuó en el 3º, junto con el resto de Oficiales y Suboficiales que marcharon con él a Villasanjurjo. Es decir que el Alejandro Farnesio no estuvo al completo de sus efectivos hasta de 5 de mayo de 1952, fecha en la que incorporaron las fuerzas procedentes del Tercio 3º de Larache (IX Bra).

La Franco había iniciado su marcha el 2 de mayo desde el T’Zenín donde estaba destacada y fueron los componentes de la Agrupación de reclutas (agregados a la VII en Krimda) los que ocuparon el destacamento junto con los escasos hombres de la IX que se había quedado en el Tercio 3º. Esta Bandera al llegar al 4º tomó la numeración de XII Bra. En el 3º se organizó de nuevo la IX con las aportaciones de mandos y veteranos de las otras unidades del Tercio y con la incorporación masiva de reclutas llegados en abril anterior. Tras unos meses de rodaje, la IX pronto estuvo en pleno funcionamiento, continuando con su instrucción y adiestramiento diario y con la realización de destacamentos.

Al Africa Occidental

Recordemos que tras el primer ataque de las bandas rebeldes en octubre de 1957 el Gobierno español decidió incrementar el número de unidades expedicionarias a Ifni-Sahara (ya se había trasladado la IV en junio) enviando a la II y VI Banderas en noviembre junto a otras fuerzas de Caballería y Artillería. El 3er Tercio estaba ansioso de participar también en este conflicto, al igual que el 1º y 2º, que ya se habían estrenado. La nueva amenaza continuó en diciembre por lo que a lo largo del mes de enero de 1958 y primeros días de febrero se fue completando el dispositivo español, tanto en refuerzo de tropas como de abastecimientos. Por fin le llegó la hora de actuar el Tercero y el día 9 de enero embarcó en Ceuta en el Virgen de Africa la IX Bandera y tras hacer escala en Algeciras y Las Palmas, llegó a Villacisneros el 14. El día anterior se acababa de producir el desafortunado combate de Edchera en el que habían muerto ó sido heridos muchos compañeros procedentes del Krimda cómo el Teniente Gamborino ó el Brigada Fadrique, y cabe pensar que muchos componentes de la IX estuvieron pensando en entrar en combate y vengarse de los compañeros caídos.

El mismo buque a su vez desembarcó en Aaiún una Sección de transmisiones y en Villabens otra de camiones Ford-K. Pero el día 17 el Gobernador solicitó de Capitanía, ante las informaciones de un ataque a Aaiún, que fuera enviada a esta plaza la IX Bandera (595) hombres, además de otros relevos de unidades que no se realizaron. En el transporte francés LST-1 la Bandera se trasladó al Aaiún el día 30, pero debido al mal estado de la mar no pudo desembarcar hasta el día 7 de febrero, tres días antes del comienzo de las operaciones que más adelante expongo. Una vez más se puso de manifiesto que el escalón intermedio del mando de Canarias, que no iba a llevar directamente la ejecución de las operaciones, no era el mejor sistema de organización para un rendimiento pleno. .

En un espacio de terreno igual en extensión a media península Ibérica, no es difícil imaginar las dificultades operativas y, sobre todo, logísticas a las que tuvieron que hacer frente, con destacamentos de entidad Sección a cientos de kilómetros de las bases principales (Aaiún y Villa Cisneros), a las que era incluso difícil avituallar por la falta de instalaciones portuarias adecuadas, lo que impedía efectuar las operaciones de desembarco durante los frecuentes días de temporal.

Así nos cuenta el Tte. Girona como fue alertada la IX Bandera:

“Debían ser poco más de las 10:00 de la noche; un ligero y discreto golpe me llamó la atención. Me acerque y vi el rostro de un legionario conocido, abrí la ventana y casi en un susurro me dijo: mi Teniente, de orden del Teniente Coronel Jefe que se presente Vd. de inmediato en la Representación. No dijo más. Y como sombra se alejó. Al entrar al despacho del Capitán Torreiro, Jefe de la Representación, ya se encontraban allí los Mandos del Tercio; nada más entrar el Teniente Coronel Molina, Jefe Accidental, me dijo “Girona, tenemos que mandar inmediatamente a la IX Bandera a Riffien; en Ceuta embarcarán hacia el territorio de Africa Occidental. Prepáralo todo, como hiciste cuando se fue la 3ª Compañía. Al amanecer estarán en Krimda los camiones para el transporte”.

Fue una noche interminable, no se acababa nunca Trabajamos lo indecible, Pero la IX Bandera quedo preparada perfectamente para su salida, empaquetado y dispuesto todo el material de acuartelamiento y campamento, que era lo mío. Lo mismo hicieron los demás, los de armamento con la munición, los de transmisiones con sus equipos. Una vez que les facilitamos las raciones de pienso para el ganado, quedó todo concluido. Llegaron los camiones, todos Ford-K de caja alta; el único inconveniente fue el de embarcar a los mulos, alguno saltó la alta caja y hubo que volver a meterlo y sujetarlo bien. Era casi mediodía cuando emprendió la marcha la IX Bandera. Había cumplido mi cometido. Volvería a verme con los de la IX Bandera pasados unos meses, en Villacisneros. Ya llegará”.

Comments are closed.