Curso de Asalto

VIDEO DEL 1º CURSO DE ASALTO

Curso Asalto

CURSO DE ASALTO

El Tercio 3º, lidera el curso de asalto, organizado e impulsado por el Coronel D. Pedro Pérez García.

La creación del Curso de Asalto se basa en la necesidad de disponer de una unidad capaz de hacer frente a cualquier tipo de misión, en cualquier lugar, en cualquier momento.

A lo anterior hay que añadir la conveniencia de contar en el empleo de los medios terrestres de un escalonamiento adecuado. Así, en operaciones como ISAF nos hemos encontrado con que se han planeado operaciones contra la oposición (OMF) en las que ha faltado la posibilidad de incrementar el nivel de fuerza aplicada. Esto es, en ocasiones las Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF) han lanzado acciones ofensivas contra las OMF; sin embargo, estas acciones se quedaban en un nivel de resistencia muy bajo, ya que las capacidades reales de enfrentamiento de las SOF son muy limitadas. En esos momentos habría hecho falta disponer de unas unidades capaces de elevar las capacidades ofensivas propias.

Este concepto de fuerza de “intervención” ni es nuevo ni único en nuestro Ejército. La mayoría de los demás tiene alguna unidad similar. El caso más semejante sería el de los “Rangers” de Estados Unidos. Se trata de un único Regimiento (el 75º), compuesto por 3 Batallones. Su misión, tal como la expuso el JEME General Sullivan en la década de los 90, es “ser capaz de combatir en todo momento, en todo lugar, contra cualquier enemigo, y vencer” («The Regiment must remain capable of fighting anytime, anywhere, against any enemy, and winning.»).

Este concepto de “contra cualquier enemigo” es importante. Las operaciones no convencionales son las mismas que las convencionales, pero llevadas a cabo en circunstancias distintas.

Lo anterior lleva a la necesidad de prepararse de forma que se sea capaz de enfrentarse a cualquier tipo de adversario, convencional o no. Tampoco, es algo revolucionario: el infante marcha, ataca o se defiende. Sólo hay que prepararlo para que lo haga con eficacia en cualquier tipo de escenario.

El curso pretende ser, solamente, el primer paso (e individual, esto es, es instrucción) de los componentes de esas unidades de Asalto, que les permitiría iniciar los pasos correspondientes al Adiestramiento, con la intención de llegar claramente al nivel Batallón.

En resumen, la idea que subyace en todo lo anterior puede resumirse en la necesidad de contar permanentemente disponible con una fuerza capaz de vencer cualquier oposición en cualquier escenario. Para ello, hay que asumir la realización de la fase más difícil y sacrificada de cualquier operación: el asalto y combate en el seno de la organización del adversario. La preparación de nuestras fuerzas para ello en la fase de Adiestramiento requiere de una fase previa individual de Instrucción, el Curso de Asalto.

Con el curso se pretende que su superación suponga también un respaldo moral significativo que convierta a los graduados” en verdaderos líderes que irradien ejemplo a todos los que les rodean.

Comments are closed.